Excursión por las marismas de Txingudi, plan de naturaleza para toda la familia

04/10/2017 - Playaundi y Jaizubía, dos recorridos para esta época del año con visita a los Viveros Endanea.

Rutas. Buen momento para recomendar un paseo por los dos humedales de la zona de Irún – Hondarribia pues las aves migradoras empiezan a asomar procedentes de zonas más frías y buscando los calores del Sur. Junto a Urdaibai, Laguardia… estamos ante los “ hoteles de aves “ más destacados de Euskadi.

Un paseo doble poco conocido y frecuentado por lo que podré ir tranquilo y relajado. Las marismas de Txingudi las forman tres sectores todos ellos protegidos, Playaundi, Osinbiribil y sus islotes y Jaizubia. En el caso del primero, un milagro que se pueda conservar entre los cercanos trenes y aviones .

Como siempre recomendamos, madrugar será un placer y si elijo bien el día en cuanto a luz se refiere el festival fotográfico será importante. En la carretera de Irún hacia Jaizubia encontraré la señal que me desvía a Playaundi y allí inicio el paseo totalmente llano en forma de ocho por lo que podré ir de un lado o del otro.

Una vez en la entrada al recinto, muy bien señalizado, un centro de interpretación “ekoetxea” es de obligada visita antes del paseo que debe completarse muy despacio con carácter de observación, tanto del paisaje de fauna y flora interior como del que lo rodea. Ekoetxea es un completo y sobresaliente centro de interpretación e información del recinto, como de la bahía y los espacios naturales del Txingudi. Destaca el video de obligada visión, la gran maqueta, el observatorio con vistas a la laguna dulce y mucha información con diferentes elementos (paneles, fotos, folletos, libros, etc) y además se prestan guías y prismáticos para la observación de las aves, un ejercicio que engancha dado que numerosas especies de aves reparten su actividad en sus desplazamientos migratorios en su función de paso, descanso y alimentación. Por lo tanto las marismas de Txingudi representan un refugio primordial de estos animales muchos de ellos amenazados con su desaparición.

En este humedal disfrutaré de sus lagunas entre ellas la de Itzaberri, salvaje, que vive al ritmo de las mareas, donde suelen darse cita hasta 175 especies de aves que podré ir observando con paciencia desde los miradores. El paseo es de poco más de 2 kilómetros por lo que en un par de horas habré disfrutado tanto del centro de interpretación como del paisaje al abrigo de Jaizkibel.

De nuevo en el coche me dirijo en poco tiempo hacia las cercanas marismas de Jaizubia a las que puedo entrar bien desde Amute justo antes del aeropuerto o bien desde el golf. En esta ocasión me dirijo hacia el golf y justo antes de los Viveros Endanea encontaré el camino señalizado de otro relajante paseo en un entorno rural.

Aprovecho la ocasión para ver los Viveros Endanea ya que por algo este espacio ha sido galardonado como mejor Garden de España. Abre además los domingos y disfrutar de semejante estallido de flores y plantas de todo tipo, mascotas, adornos de jardines… completará una magnífica jornada llena de naturaleza. Ahora es campaña de otoño y plantas de interior pero atención al espectáculo de su exposición navideña que merecerá otro capítulo. Como además tienen cafetería donde sirven menús, si acaso flaquean las fuerzas, repongo y vuelvo al camino para disfrutar de las marismas de Jaizubía y su paseo de 2´7 kilómetros renovados recientemente. A diferencia del de Playaundi, parque ornitológico, Jaizubía para entendernos es más vegetal y así iremos encontrando robles, alisos, sauces, cañaverales, juncales… mientras vamos pasando puentecitos de madera.

Una excursión agradable, diferente que les propone Donosti City para estos primeros días de Octubre todavía con tiempo apacible y que podré completar callejeando por Hondarribia hasta el atardecer.

Completamos la aventura con las maravillosas fotos de aves y flores de Javier Huici.


Fotos del recorrido, Carlos Bengoa.

Fotos de aves, Javier Huici.

Fotos de flores de Viveros Endanea : Javier Huici

Carlos Bengoa