Santi 17 , en Gran Vía de Gros.

23/11/2017 - A sus 86 años a Enrique no se le resiste un cacharro

Comercios.

A sus 86 años Enrique Munárriz, nacido en Ulía “ mirando al mar “, vive feliz. Todas las mañanas antes de abrir su tienda – museo, pasea por Sagüés unos tres kilómetros y a las 09,30 con puntualidad, en la Gran Vía de Gros justo enfrente de la Plaza Catalunya, cobra vida la tiendita de “ loza y cristal “ según reza la puerta, Santi 17. O mejor, 17 Santi 17, justo al lado de la tienda de moda Little Lola, que Enrique se preocupó de que saliera en el artículo… “ son buenas amigas. Pasado y presente juntos “, nos decía.


Con un extraño desorden ordenado, a la vista se apilan regaderas, jaulas, bombillas, cazuelas, vinagreras, teteras, saleros… Busca usted una besuguera ? Enrique la busca. Y Enrique, la encuentra.


Fue su padre Santi quien abrió la tienda en 1927 y Enrique empezó a hacerse hombre ahí. Con 26 años marchó a Venezuela… “ vi en la prensa un anuncio que pedía juventud para trabajar en Venezuela y allí me fui a una escuela de aviación, donde hice dos años de tornero – fresador. Más tarde , estando en una petrolera volví con 57 años para ayudar a mi padre y cuidar de mi madre “


Quizás desde entonces se han ido acumulando cacharros pero la tiendita no solo no pierde su encanto sino que se convierte en museo solo ver el anagrama – escudo Phillips que luce en la entrada y en el interior y que está tal cual desde 1927.

“ Es mi vida. Aquí sigo y aquí seguiré “ , nos decía mientras nos contaba que sufre un problemilla… de varices. Como si con 86 tacos no tuviéramos nada reseñable…. “ De media vendo unos 90 euros al día, algunos 130, otros 45… pero da para vivir “


Enrique Munárriz, aunque asume que le llamen Santi, se levanta, nos enseña cosas, entra, sale, bromea mientras Sonia le sacaba fotos, en una de ellas levantando el sombrero a la puerta de la tienda mientras el sol de otoño se escondía por la Iglesia de San Ignacio…


No ha faltado un solo día a su cita con los cacharros salvo…

“ Hace tres años, me marché un día a Madrid y al no abrir la tienda mis vecinitas de al lado se preocuparon al no verme. Pensaron que me había pasado algo y llamaron a los bomberos para tirar abajo la puerta… “


No hay vecino que no le conozca, no hay cacharro que se le resista. En su pequeño banquito de madera con los periódicos del día y saliendo de cuando en cuando a saludar o a enamorar al sol.


Y nos fuimos tan felices… aunque no tanto como Enrique… que lo es del todo.


Fotos de Sonia Urreizti y Carlos Bengoa.



Algunos comentarios al video colgado en nuestro grupo Facebook :


- Mari Loli Fajardo : Ejeejjeje… qué majo…salero el que gasta él
- Patricia García de Noriega : Allí me compré hace tiempo unas tijeras, un cuchillo y machete… hace más de 10 años y siguen en tan buen estado como cuando me los compré…
- Izaskun Lasa : Es impresionante Enrique ¡! Desde que tengo uso de razón le conozco siempre tan correcto. Y pidas lo que pidas siempre lo tiene. Un placer ir a su tienda ¡!
- Félix Maraña : El nieto del comandante Munárriz , uno de los últimos de Filipinas
- Isabel Fernández Ibarguren : Genio y figura, un pequeño homenaje se merece.
- Conchi Ríos : Todos los días paso con mis hijos por su tienda y siempre se sorprenden de lo antigua que es… una reliquia la verdad… Qué suerte Enrique, lo bien que está…
- Rosa Sorarrain : El comercio más auténtico de Gros y el señor que lo regenta también, siempre atento y servicial como ya no quedan. Toda una institución.
- Asier Erentxun : Mítico ya…
- Amelia Vergara : Gran solete Santi , desde que tengo uso de razón le conozco siempre está con su sonrisa puesta y tan servicial. Y tiene de todo.

Carlos Bengoa