Conoce la Fundación Etiopía Utopía

05/03/2018 - Un gran trabajo de cooperación en Wukro en ayuda al increíble proyecto iniciado por Angel Olarán.

Gentes de la City.

“ Me voy cargado de chocolate y con un jamón “

A punto de salir por decimocuarta vez, Imanol Apalategui médico cooperante y embarcado en la Fundación Etiopía Utopía desde hace nueve años, sabe perfectamente qué es lo primero que le van a valorar según aterrice en el aeropuerto de Addis Abeba. Desde allí se dirigirá a Wukro donde le esperará una vez más Angel Olaran , el ángel que fue un día hace 27 años a Wukro y allí se quedó.

Etiopía es un país bellísimo, hay quien lo cataloga de octava maravilla del mundo, con zonas desarrolladas pero otras muchas de pobreza. Situado al Norte de Africa, limita por el Norte con Eritrea, por el Sur con Kenia, Sudán por el Oeste y Somalia por el Este. Tiene más de 100 millones de habitantes ( dos y medio en Addis Abeba ) y en concreto Wukro, un pequeño núcleo pobre del Norte del país, ha pasado de 20.000 habitantes a cerca de 50.000 en una veintena de años, gracias a la ayuda de Angel Olaran y al trabajo de mejora en sus infraestructuras, de personas como Imanol Apalategui y los componentes de Etiopía – Utopía.

- “ El Hospital principal de allí es para 8 millones y medio de habitantes y todavía necesita mejoras. Hemos hecho un convenio con el Hospital de San Sebastián para que vayan nuestros médicos a formarse en las técnicas del dolor y que vengan de Etiopía al de aquí para aprender temas como endoscopias. Allí nos dedicamos a temas de salud, agua y educación, pero no aportando grandes cantidades de dinero sino aportando conocimientos. El Etiope cree que llegamos con dinero pero pensamos que es mejor que utilicen la cabeza a la hora de hacer proyectos “

La Fundación organiza aquí diferentes actividades durante el año como el día de la merluza donostiarra, el pincho solidario, traen atletas a carreras… Una de las actividades más curiosas la protagonizaron varios años el ciclista Peio Ruiz Cabestany, el humorista Oscar Terol, el cocinero Peio García Amiano… que realizaron en bicicleta durante nueve etapas de unos 100 kilómetros, el recorrido entre Addis Abeba y Wukro.

Experiencia de la que colgamos un curioso vídeo en nuestro Canal TV de donosticity.org

Pero la radiografía de lo que nos encontramos allí nos la hace Imanol…

- “ Un país con más de 100 millones de habitantes en situación política delicada tras la dimisión hace unos meses del primer ministro. Wukro va creciendo desde la llegada de Angel Olaran, ahora tiene calles adoquinadas. La tasa de fecundidad de las mujeres es de 6,2 frente al 1,2 – 1,4 de aquí y en muchos casos de varios hombres. Por eso hay mucha población joven, en su tiempo por la guerra hubo mucho huérfano, muchos enfermos de sida, tuberculosis… Todo eso ha mejorado gracias al trabajo de ese genio que es Angel Olarán, que ahora está más centrado en proyectos de reforestación, trabajo en los ríos… Mientras tanto nosotros le ayudamos a traer aquí niños a nuestro hospital. Hace poco trajimos una niña a operar de un cáncer de tiroides, otra con una cardiopatía, labores que realizaron gratuitamente el Oncológico y la Policlínica.

Una gran labor que trae recompensas humanitarias. Conocer de primera mano lo que se cuece en países como Etiopía es algo que gente como Imanol Apalategui agradece. Ya son catorce veces las que cogerá el avión a Addis Abeba donde le estará esperando su “ taxista “ Fekadu, a cambio de…. un jamón.


Más información en www.etiopiautopia.org

y en Facebook Etiopia Utopia




Carlos Bengoa